¿Vivir en piloto automático?


Vivir en piloto automático nos puede parecer lo más normal y natural del mundo, además es una manera cómoda de estar, pero esto no quiere decir que sea lo mejor para nosotras, pero, cuando nos damos cuenta de cómo nos limita vivir en este modo ¡querremos quizás buscar otra manera de estar, de ser! porque estar en estado automático o dicho de otra manera, vivir poco consciente, nos genera estrés, sufrimiento y por ello no nos permite expandir nuestro potencial, como ves nos limita más de lo que podemos imaginar.

Las siguientes oraciones podrán darnos luz de lo que es vivir en piloto automático:

1.- Con frecuencia olvidamos, el porqué hacemos lo que hacemos, volviéndonos hacedores, hacemos por hacer, pero sin un sentido profundo, pues es desde ahí donde encontramos la energía que nos renueva cuando tenemos situaciones complicadas. Por lo que nos agotamos con mayor facilidad, nos sentimos poco motivados, sin deseos de crear, de generar nuevas cosas.

2.- Camino a casa, no recordamos con claridad cómo eran los lugares por los que pasamos, pues nuestra mente va ocupada pensando en lo que va a hacer o lo que dijiste hace unas horas atrás (en el futuro o en el pasado).

3.-Respondemos sin pensar, estamos reaccionando todo el tiempo, y quizás muchas veces nos estamos arrepintiendo de lo que dijimos y de la manera en cómo lo hicimos.

4.-Ya no nos asombramos, nuestra capacidad de sorprendernos está olvidada, todo nos parece igual y aburrido.

5.-Generamos constantemente juicios, etiquetas, buscamos errores en el otro, te sientes insatisfecha contigo misma, te hablas a ti misma de manera brusca, violenta, y sin duda la relación que generamos con el otro es similar.

¿Te hes familiar esta serie de situaciones? Esto es un poco de lo que implica vivir en automático, nuestro propósito es entrenar nuestra mente para ¡vivir más conscientes! ¡vivir en el aquí y en el ahora! atentos y tranquilos, permitiendo acceder a nuestro potencial como seres humanos.

Si no aprendemos a estar en el presente, habitar nuestros instantes, ¡no estamos viviendo plenamente! Y esto desafortunadamente no fue una asignatura en clases ¡si lo hubiera sido! otra historia sería ¿no lo crees?

Y ¿cómo podemos salir del piloto automático? Entrenando nuestra Atención Plena o Mindfulness, y lo más bello de esto es que tú ya tienes esa cualidad de Mindfulness, sólo es que requerimos cultivarla, desarrollarla, entrenarla...

¡Querer, poder y actuar con consciencia!

Te comparto algunas maneras en cómo puedes salir del piloto automático y recuperar la alegría de vivir.

1.- Tomate el tiempo de sentirte, sentir tu cuerpo antes de dormirte y cuando estés a punto de levantarte de la cama, tomate tiempo par sentir la temperatura de tu cuerpo, tus manos, tu cara, en cualquier momento puedes hacer esto ¡Entre más lo hagas mayores registros le das a tu cerebro y sistema nervioso! y de manera natural regresará tu atención a ti misma.

2.- Tu respiración es una bellísima ancla para traer tu mente que ha aprendido a vagar por todos lados, respira llevando tu atención al inhalar y exhalar notando las sensaciones que surgen al respirar. Llevar tu atención a tu respiración es estar presente en este momento. No en el ayer, ni en el futuro, estás en el AHORA. ¡Ir de tu cabeza a tu cuerpo! Cuando estés muy furioso por alguna situación apóyate en tu respiración, ella te lleva a estar en tu centro, te tranquiliza y te abre nuevas maneras de responder desde una actitud más ecuánime, más sabia. ¡Es un desafío! por la vida tan apresurada que hemos llevado, pero hacerlo te irá colocando en una mejor posición de vida y de bienestar.

3.- Mira unos instantes el cielo, los árboles, escucha los grillos, la lluvia... con mente de principiante, como si fuera la primera vez que estás mirando el cielo, tu entorno.

4.- Observa sin juzgar, ¿qué? ¿cómo es eso? aprender a solo observar lo que ves y observar los juicios que damos a lo que vemos, trata, inténtalo, usa tu respiración, porque es como una manera de neutralizar y calmar la mente.

Y para darle más fuerza a tu decisión de sentirte más viva y enraizada en tu cuerpo, te invito a que escuches el audio del post "Tu práctica en Mindfulness: audio para iniciarte".

¡Deja tu opinión aquí abajo, será un gusto leerte! Y claro, comparte con tus seres queridos esta información que les puede ser de gran ayuda para acceder a su bienestar !te estaré muy agradecida!

Recuerda: si no hay acción consciente, no hay transformación.

¡Hasta pronto!


143 vistas
VOLVER ARRIBA

© 2016 por Miriam A. Mendoza Romero. Mindfulness y Educación Despierta.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS