¿Cómo le hago para disminuir el parloteo mental?


Cuántas veces te ha sucedido que buscas querer acallar la mente, de ponerle un alto a ese ir y venir de pensamientos, esto te puede parecer familiar: ¡Si lo que dije, lo que no dije estuvo bien o estuvo mal!, ¡lo hubiera hecho mejor joder¡ (jeje un poco de picor) y así cada vez más seguimos en la lluvia de pensamientos que a veces hasta granizo está cayendo jeje, y cuando más tratamos de ponerle alto más estimulamos el parloteo, entonces ¿cómo puedo hacer para calmar y disminuir el constante bla, bla, bla?

Mindfulness o Atención Consciente es una herramienta que cuando la vamos integrando como un hábito saludable ¡es un bálsamo! nos ayuda muchísimo para poder regular y conectar con el presente.

Esos contenidos mentales son del pasado o del futuro, y ya no está en nuestras manos y aún no existe.

Una de las mejores maneras de aprender a disminuir el rumiar, es conectando con nuestra respiración, dándonos unos momentos de atención a nuestra respiración (¡COMPÁRTELO!). Al conectar con ese ir y venir de nuestras respiración, de manera atenta y ecuánime, sintiendo cómo se infla tu estómago y las sensaciones que surgen en tu pecho o en tu estómago, lo que haces es generar un espacio, es abrir tu campo de consciencia que te permitirá sentirte más tranquila y cómoda.

¡Y algo más! Te invito a revisar tus creencias y patrones, porque muchas veces creemos que pensando mucho, dándole vueltas a la situación estamos resolviendo la tema o que vamos a encontrar la solución ¡y no es siempre así! el mejor funcionamiento para conectar con respuestas creativas y salud de nuestra vida ¡NO radica ahí! Es a través de la quietud mental y la claridad (¡COMPÁRTELO!).

La quietud mental lo generas aprendiendo a sentirte y a conectar contigo misma (cultivando tu atención consciente) y surgirán mejores vías entre las que podrás decidir la mejor ¡Tener la mejor decisión! porque la decisión no la tomas sólo desde la mente sino desde TODO TU.

Y ahora, sin más, te invito a que hagas la siguiente práctica de Atención a la Respiración de cinco minutos, y hacerlo dos veces al día, o cómo lo dijo un maestro Zen con quien estuve este fin de semana, ya luego te contaré lo que aprendí, integra en tu vida ¡chispas de iluminación! es decir, cuando te acuerdes, date cuenta cómo estás, cómo estas parada, siente tu respiración y reorganiza si es necesario, porque la vitalidad es una decisión consciente.

¡Ahora practica! Hay transformación sólo cuando practicamos, leer no funciona para lo que buscamos, y mi propósito es que florezcas, te expandas y te realices.

Y si te gustó ¡compártelo! dándole clic a lo iconos que están afuera del texto en la parte inferior derecha. Te estaré muy agradecida.

Seamos más los que accedamos a nuestro potencial y a herramientas que nos lleven a sacar lo mejor de nosotras y así ofrecerlo al mundo con todo nuestro amor.

Con cariño.

Miriam Mendoza

#Prácticaatenciónalarespiración #Respiración #Mindfulness #ParloteoMental

171 vistas
VOLVER ARRIBA

© 2016 por Miriam A. Mendoza Romero. Mindfulness y Educación Despierta.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS